miércoles, 28 de noviembre de 2012

I + D+ I BB

El tradicional pavo que las familias norteamericanas cenan en el "Thanksgiving Day" (Día de Acción de Gracias) se ofrece ahora precocinado desde España, con una receta del chef español residente en Estados Unidos José Andrés y elaborado, guarnición incluida, con productos de Castilla y León.
La impronta española marca así uno de los platos más reconocibles y elaborados de la gastronomía estadounidense, que cada tercer jueves de noviembre degustan en torno a una mesa repleta de familiares y amigos más de 300 millones de personas.




El jurista Antonio Garrigues Walker, la esposa del embajador estadounidense, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el embajador de EEUU en Madrid, Alan Solomont; la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina y Rafael Ansón (i a d), durante la presentación 16/11 en la embajada americana de un pavo semi preparado creado por una empresa española y el popular chef José Andrés de cara a la tradicional comida del día de Acción de Gracias.


El I+D+I de la empresa palentina Cascajares -conocida especialmente por sus tradicionales platos navideños- se ha sumado a la experiencia culinaria en ambos lados del Atlántico del chef José Andrés para conquistar las mesas de los estadounidenses en su reunión gastronómica más tradicional, aunque estén fuera de su país.

El paquete incluye un pavo de entre ocho y diez raciones aderezado con "gravy" (salsa del asado), "stuffing" (relleno), puré de patatas o boniatos, compota de manzana y salsa de arándanos precocinados que permiten tener lista la cena de "Thanksgiving" en solo 35 minutos.



Algunos estadounidenses residentes en España que ya lo han probado le han dado el visto bueno, entre ellos el embajador de Estados Unidos, Alam Salomont, en cuya residencia se ha hecho hoy la presentación oficial del producto.

Con un explícito "it's beautiful!" (¡es hermoso!) ha recibido su esposa, Susan, el pavo asado con su variada guarnición en la mesa adornada con calabazas secas que ha compartido, entre otros, con José Andrés y el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón.

El famoso cocinero afincado desde hace "media vida" en Estados Unidos, ha explicado que como inmigrante interesado en "construir puentes" entre su patria y su actual hogar, este pavo "es un producto que apuesta por la unión entre dos países" y confía en que se convierta en un "embajador perfecto" de los productos españoles "cada tercer jueves de cada noviembre".

José Andrés, quien ha recordado que su primera celebración recién llegado a Estados Unidos fue la de "Thanksgiving", se ha mostrado muy ilusionado con el proyecto y ha augurado que en los próximos años se venderán "cientos de miles de pavos de Acción de Gracias en América y el resto del mundo".

Nutrir las mesas de Acción de Gracias en Estados Unidos supone entrar en el corazón de su sociedad a través de su fiesta "más celebrada e importante", ha explicado a Efe el embajador Salomont.

"No es una fiesta religiosa, ni de un grupo étnico ni de una clase social: todo el mundo la celebra", apunta. Declarada Fiesta Nacional por Abraham Lincoln durante la Guerra de la Secesión en pro de la unidad nacional, tiene sus orígenes en la comida compartida por los primeros colonos ingleses llegados a Plymouth con los indígenas norteamericanos en el siglo XVII.

Por ello se trata de una celebración "de unión, de agradecimiento por lo que tenemos y de recuerdo por aquellos que no son tan afortunados", ha detallado.

La idea de Cascajares y José Andrés de crear este plato con productos españoles le parece "emocionante", tanto como la posibilidad de introducirlo también al paladar europeo.

Alfonso Cascajares, copropietario de la empresa, ha referido a Efe que este año se distribuirán "en una edición exclusiva y limitada" mil pavos en Europa y que en 2013 se llegará a los 3.000 para el viejo continente y Estados Unidos, con la esperanza de llegar "en no mucho tiempo" a distribuir 50.000 "kits" sólo en EEUU.

Esta conjunción de producto español con tradición gastronómica norteamericana -aunque tenga sus orígenes en Inglaterra- también busca conquistar los paladares europeos.

No resultaría chocante en países que, como España, han importado la hamburguesa y el "hot dog", fiestas como "Halloween" o donde cada vez más restaurantes ofrecen para el próximo 22 de noviembre la "tradicional cena de Acción de Gracias" con crema de maíz, pavo con su variada guarnición y tarta de calabaza de postre.

Pilar Salas
Fuente : 16/11/2012 Agencia EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.