Buscanos en RRSS @montarunbarysobrevivir

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Linkedin

buscar

EMPRENDEDOR

PLAN DE NEGOCIO

RRSS

GESTORIA

ANALISIS DE VIABILIDAD

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Pesadilla en la cocina BB

Parece ser que pesadilla en la cocina (vesrsión española) no es real todo lo que  aperece, ha salido un articulo en el periódico ABC que explica que el programa esta guionizado y que no responde a la realidad, que os parece? por  favor opinar

A continuación os dejo el articulo del ABC del día 2/12/2012


"La Sexta emite esta noche (22.25) una edición polémica de «Pesadilla en la cocina».Los dueños del restaurante «intervenido» han intentado en vano impedir su emisión. Según el formato del programa, el chef Alberto Chicote recorre los establecimientos más desastrosos y trata de reflotarlos con su asesoramiento. Alguna emisión ha superado el 15% de audiencia, con más de tres millones de espectadores, cifras muy elevadas para la cadena. En el capítulo de hoy, Chicote recala en La Reina del Arenal, en Bilbao, «uno de sus retos más complicados», como anuncia la página web del espacio. «Los empleados a los que Chicote tratará de ayudar no atienden a sus consejos e incluso dudan de su profesionalidad». Los dueños van más allá y acusan a la estrella, que dará las campanadas en La Sexta, de conducta homófoba.

Álex Hernández y Arnaldo Jiménez regentan desde hace ocho años La Reina del Arenal y su establecimiento anexo, Opila, una panadería-bistró-cafetería. El pasado verano contestaron a un anuncio de televisión que solicitaba restaurantes en apuros. «Nosotros teníamos problemas con el personal, queríamos hacer un reciclaje de la plantilla», recuerdan los propietarios. «Investigamos otras posibilidades de asesoramiento gastronómico pero se nos disparaban los precios. Optamos por Chicote, sin saber que el programa era una manipulación y una farsa».
Peleas con la cocinera

El equipo de «Pesadilla en la cocina» desembarcó en Bilbao en junio. «Ya en la grabación nos dimos cuenta de que todo era teatro», apunta Álex Hernández. Durante una semana filmaron las peleas de Chicote con la cocinera. El tráiler adelanta que llegaron a las manos. «A ti te respeto, pero no a tu comida», le espeta el chef mientras escupe un bocado. Los propietarios se sorprendieron por la existencia de un guion (como en todo reality). Aseguran que el asesoramiento se limitó «a un puñado de fotocopias» y juran que Chicote ni siquiera cocina los platos del final. «Nos echaron del restaurante durante tres días y hubo que mantenerlo cerrado. Todos los cambios en la decoración fueron una chapuza que ha habido que arreglar», añaden.

A Álex Hernández y su compañero le duelen los comentarios homófobos que, según ellos, realizó Chicote. «Me llamaba “cara de niña” y me decía que seguro que me metía cualquier cosa en la boca», afirma Álex. «Hablamos de derechos fundamentales recogidos en la Constitución», dice su abogada, Marina Muñoz, que anunció a la productora que interpondrían una demanda. «Alegaremos que se ha trastornado la realidad, porque ellos consiguen que entres en su juego».

Chicote no quiso hacer declaraciones; su contrato le impide comentar un programa antes de su emisión. Desde la cadena tachan de «disparatadas» las acusaciones de homofobia, aunque entienden que buscar culpables es humano. «Chicote puede ser brutote y mal hablado, pero es un pedazo de pan».

La Sexta recuerda que los participantes «han firmado un contrato voluntariamente» y la productora, Eyeworks-Cuatro Cabezas, explica que son los propios locales los que se ponen en contacto con ellos para pedir ayuda. Como principal antecedente, la dueña del restaurante mexicano de Barcelona en el que apareció un ratón muerto en el friegaplatos acusó al equipo de haberlo puesto allí.

Dos cierres tras el paso del «tifón» Chicote
ABC
«Pesadilla en la Cocina» no paga a los restaurantes. Los consejos y la reforma son su recompensa, además de la oportunidad de recuperarse de una situación crítica. Luego deben seguir por su cuenta, con o sin las pautas de Chicote. En contra juega la publicidad negativa de haber mostrado sus miserias. Dos locales ya han cerrado tras pasar por el programa: el Castro de Lugo, en Madrid, y El Nuevo Da Vinci, en Moraira (Alicante). Su dueño culpó al chef por los cambios en la carta. La cadena recuerda los problemas que ya padecían estos restaurantes y añade que a Gordon Ramsey, el cocinero del formato original, le han cerrado un porcentaje mucho mayor. En otro de los locales, el madrileño Dómine Cabra, murió el propietario tras la grabación. El caso más favorable es «El gusto es nuestro», de Madrid, que despertó con más clientes después de la «pesadilla».