Buscanos en RRSS @montarunbarysobrevivir

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Linkedin

buscar

EMPRENDEDOR

PLAN DE NEGOCIO

RRSS

GESTORIA

ANALISIS DE VIABILIDAD

lunes, 10 de junio de 2013

Las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes a debate


La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado hoy en el debate sobre el estado de la ciudad su intención de aprobar una nueva Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración que flexibilice los requisitos para abrir estos establecimientos en la ciudad. En Madrid hay 3.750 terrazas lo que suponen un 150% mas de las 1.495 que habían en 2009. ¿Quieres conocer en que va a consistir? haz clic!


Entre las novedades de la propuesta figura la ampliación del tipo de negocios que pueden tener terraza, ya que se permitirá su instalación a todos los de hostelería y restauración, a los hoteles y a aquellos establecimientos con una actividad de hostelería como uso asociado, como teatros, academias, tiendas, museos o gimnasios, que tengan una cafetería, un bar o un restaurante 

Terraza en Majadahonda (Madrid) Realizada por Roberto Ruiz Rua para montarunbarysobrevivir.com


También se abre la posibilidad de instalar terrazas de más de 100 metros cuadrados sin necesidad de acudir a la Comisión Especial de Terrazas, según han explicado después fuentes municipales.

Se suprimen los módulos de velador (espacio mínimo ocupado por una mesa y dos o cuatro sillas) y se propone que la superficie destinada a terraza se determine por el número de metros cuadrados que ocupe, con independencia del mobiliario instalado.
Los establecimientos podrán anclar ciertos elementos que delimiten o acondicionen la terraza, previa presentación de aval y con la obligación de reponer al estado inicial la vía pública una vez retirada la terraza.

Asimismo, con carácter excepcional se permitirá adosar la terraza a la fachada del establecimiento siempre que se delimite el itinerario de paso.

Se flexibiliza también el régimen de distancias, ya que se establece un espacio mínimo de paso de 2,50 metros y una ocupación máxima del 50 %, junto a algunas restricciones para elementos concretos de mobiliario urbano, bocas de metro o salidas de emergencias.

Se limita la instalación de construcciones ligeras a aceras o calles peatonales superiores a 5 metros y la colocación de terrazas en calles peatonales inferiores a 5 metros si no dejan un paso de 3,5 metros para vehículos de emergencia.

Frente a la mayor flexibilidad se establecen multas por incumplimiento de la normativa que irán de los 750 euros a los 1.500 euros, aunque podrán llegar a los 3.000 en caso de incumplimiento reiterado.
Se fija asimismo un procedimiento de extinción y recuperación de oficio de la autorización y la posibilidad de retirada de la terraza en un plazo de 10 días con la restitución del terreno a su situación inicial.Esto se llevará a cabo cuando se incumplan las condiciones de la autorización o la Ordenanza; si durante el periodo autorizado se realizan actuaciones en la vía pública que modifiquen el espacio para el que se otorgó la autorización o en caso de falta de pago de las tasas correspondientes.
También cuando por causas de interés público resulten incompatibles con las condiciones generales aprobadas con posterioridad, produzcan daños en el dominio público, impidan su utilización para actividades de mayor interés público o menoscaben el uso general.

Igualmente se podrán retirar de oficio las instalaciones que se coloquen en terrenos públicos sin el perceptivo permiso o concesión, y las que disponiendo de autorización instalen elementos no autorizados o que excedan de la superficie permitida.Los gastos por estas actuaciones, junto con el importe de los daños y perjuicios causados, serán a costa del responsable.