viernes, 13 de septiembre de 2013

Noticia: De chef con Estrella Michelin a vender perritos en una furgoneta

La historia de éxitos del cocinero Koldo Royo (San Sebastián, 1958) podría ocupar varios folios. Quizá la parte más trascendente de ese curriculum sea la estrella Michelin que mereció desde 1989 hasta 2007, y la parte más conocida, su intervención en distintos programas de televisión (Canal Cocina, Antena 3, La 1...). Fue en esos años una cara popular en el incomparable paisaje de la gran cocina española. En los últimos tiempos, sin embargo, las cosas han cambiado un poco. Desde mediados de mayo de este año cocina y sirve perritos calientes y hamburguesas en «El perrito cervecero», un camión instalado a las puertas del Makro de Palma de Mallorca.

«Decidí parar, no tengo hijos, tengo una pareja maravillosa, y era un momento determinado en mi vida que me apetecía parar y hacer otra cosa nueva. Yo hago lo que me da la gana. Quería tener contacto directo con la gente. Además, tengo un taller de cocina donde hago cenas para grupos de 6 a 12 personas, y también hago pequeñas y grandes asesorías. Cocinero se es siempre. Y un cocinero puede hacer un buen perrito caliente, divertido. Si lo hace Ferrán (Adrià) es la hostia y si lo hace otro parece que abandona sus orígenes. Hay que disfrutar», le ha dicho a Actualidad Gastronómica.
Koldo Royo llegó a Mallorca en 1984 para ponerse al frente como chef del restaurante Porto Pi. Era un discípulo de Luis Irizar, reputado maestro de cocineros. Entre aquellos primeros platos se recuerda su crema fría de melón con gambas. Ganó una estrella Michelin, inauguró su propio restaurante y engordó su lista de platos para la memoria: merluza en papillote o codornices rellenas de foie y pétalos de rosa con salsa de té. Volvió a tener una estrella. Por ese restaurante pasaron políticos, estrellas del espectáculos, miembros de la Casa Real... Hasta que a final de diciembre de 2008 decidió tomarse un año sabático.Luego abrió un bar de tapas (Aquiara, establecimiento de catering, eventos y tapas, según su definición) . Y ahora, aquí le tenemos, en una camioneta en la que vende perritos calientes con un toque especial, con salsas y aliños de los que no son frecuentes en este tipo de establecimientos.
Esto si que es emprender y luchar por un sueño! no te parece? Espero vuestros comentarios.
Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.